900

¿A qué miembros de nuestro equipo extrañaríamos más si se fueran mañana?

¿Y qué es lo que los hace tan valiosos?

Lo más probable es que algunos, además de sus conocimientos técnicos o profesionales, hayan estado allí el tiempo suficiente para saber exactamente cómo funciona la organización, tanto en lo formal como en lo informal.

Un valor nada menor.

Altamente competentes en lo que hacen, eficientes, organizados y con excelentes habilidades blandas, saben con quién hablar en otras áreas para resolver problemas importantes, y por ello, son a los que la gente recurre cuando las cosas se ponen difíciles.

Cuando tenemos a este tipo de personas en nuestro equipo, los logros son mayores, no solo a través de su contribución directa, sino porque establecen un alto estándar en actitud, comportamiento y resultados, para todos los demás.

Para mantener a esos miembros importantes del equipo, hay que establecer (o restablecer) el compromiso con ellos, y, como haría cualquier entrenador deportivo, mantener conformes y comprometidos a estos valiosos jugadores, para que nuestro equipo continúe beneficiándose de su desempeño excepcional.

Pero, ¿qué pasa si notamos señales en algunos de estar sintiendo que su futuro está en otra parte?

Por supuesto, si llegamos al punto en que recibimos sus renuncias, ya es muy tarde y es altamente probable que nuestro equipo comience a tener problemas serios, por lo que siempre hay que actuar preventivamente.

Algunas de las consecuencias que tenemos con estas bajas son: la pérdida de conocimiento necesario en la operación, la interrupción de procesos, la baja en la moral colectiva, y el tiempo y esfuerzo utilizados en la contratación y capacitación de los reemplazos, cosa que puede llevar meses, o años, para reconstruir un equipo con la misma performance.

Comprender cómo manejar este tipo de situación, o incluso mejor aún, ser capaz de evitar que suceda, es fundamental para mantener a nuestra gente valiosa, feliz, efectiva y comprometida.

Por ello, es importante reconocer y evitar los problemas que podrían empujar a un miembro del equipo a irse, y, por ende, lo mejor es identificar las señales de advertencia lo más tempranamente posible.

...
Seguir leyendo el artículo en 

https://www.riskout-intl.com/post/no-pierdas-a-los-miembros-valiosos-del-equipo